Ética

La coherencia entre nuestros valores, nuestra misión, nuestros compromisos con la responsabilidad social y nuestras prácticas se basa en la adopción de un comportamiento adecuado y la atención de todos.

 

Para lograr este objetivo, desde 2017, el grupo ha elaborado e implementado un dispositivo completo, compuesto por un código ético, un Comité de Ética y un dispositivo de alerta profesional.

Código ético

Nuestro grupo pone a disposición de todos sus colaboradores un código ético, que establece una serie de pautas sobre la forma de actuar y de ser en nuestro día a día.

El objetivo principal de este código es mantener una línea de conducta homogénea entre todos los colaboradores de nuestro grupo. Es más, estos valores esenciales se aplican de manera uniforme en todos aquellos países en los que Onet está presente.

Reflejo de los valores adoptados por nuestro grupo, el documento se articula principalmente en torno a tres temáticas:

  • el respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales;
  • la integridad y la lealtad de las prácticas comerciales;
  • el respeto del medioambiente y del planeta.

Acerca del Comité de Ética de Onet

El Comité de Ética lleva a cabo una tarea de análisis, consejo y pedagogía en el ámbito de la ética. Su misión principal es colaborar con el Consejo de Administración para garantizar el fomento y el respeto de los principios éticos dentro del grupo.

Se anima a todos los colaboradores a dialogar, antes que nada, con su supervisor cuando se enfrenten a situaciones críticas o a un problema en el plano ético.

En caso de no poder dialogar con la jerarquía o con un servicio de apoyo de la empresa, tienen a su disposición una plataforma en línea, anónima y segura, para comunicar cualquier conducta delictiva o inapropiada desde el punto de vista de los principios éticos y de los valores del grupo.

La implementación de este derecho de alerta apela a la responsabilidad de todos.

Este dispositivo solo puede funcionar a partir de información comunicada de conformidad con el marco legal y con la ética indisociable de este tipo de dispositivo. No puede convertirse en un canal para transmitir quejas personales o hacer daño a alguien.