Los equipos de Onet España a pie de obra para encargarse de la gestión de los residuos hospitalarios con riesgo infeccioso

Desde el comienzo de la crisis sanitaria, la División Ciudades de Onet en España ha redoblado sus esfuerzos para asegurar sus funciones de limpieza en 24 hospitales y 250 centros hospitalarios del país. Se encarga de la gestión de los residuos de las actividades sanitarias con riesgo infeccioso (DASRI) de varios centros situados en Castilla y Léon.

Equipos movilizados y con experiencia en el protocolo de gestión de residuos infecciosos

La recogida y gestión de residuos infecciosos están sujetos a estrictos protocolos gubernamentales, tales como minimizar el contacto directo con los mismos. Con este fin, Onet suministró a los hospitales contenedores de mobiliario urbano de gran capacidad (800 litros) que permiten transportar y descargar las bolsas sin tocarlas en ningún momento.

Se dota a todos los agentes, capacitados en los hábitos propios de su sector profesional, de equipos adaptados, tales como protectores faciales, que les permiten una mejor movilidad para llevar a cabo su función cumpliendo estrictamente los protocolos.  

Adaptación y reacción ante el aumento de los residuos biosanitarios

Antes de la pandemia de la COVID-19, los equipos gestionaban un promedio de 3,2 toneladas de residuos biosanitarios. Desde el comienzo de la crisis sanitaria, se han tratado 12 toneladas diarias de residuos, con picos de hasta 14 toneladas.

«En los diez hospitales de mayor tamaño de la región, los recogemos todos los días. En los demás, cada dos días», precisa Carlos Martínez Téllez, Director de la División Ciudades.

Este fuerte aumento de la actividad ha llevado a los equipos a adaptarse al cumplimiento de protocolos específicos para la gestión de los residuos infecciosos. Por ello, la filial reforzó su personal contratando a 14 nuevos conductores y alquilando más camiones.

Transporte y destrucción de los residuos contaminados en condiciones seguras

Así, en «menos de 24 horas», 25 agentes de Onet Ciudades retiran los contenedores y los sustituyen por otros, desinfectados y vacíos, tras lo cual aseguran su transporte a las plantas de tratamiento de Medina del Campo e Hibisca, donde son esterilizados, triturados y trasladados a un vertedero autorizado. De este modo, se entierran sin ningún riesgo de contaminación.

#GRACIAS A TODOS

«En primer lugar, quiero dar las gracias a todos nuestros agentes por su implicación y movilización. Los protocolos les permiten trabajar en condiciones óptimas de seguridad. Somos el último eslabón de la cadena de control de la COVID-19: transportamos los residuos infectados al vertedero, donde se eliminan».

Carlos Martínez Téllez, Director de la División Ciudades